Skip to Content

La justicia por propia mano, o el linchamiento colectivo de la sociedad | Augusto Desgarennes

La justicia por propia mano, o el linchamiento colectivo de la sociedad | Augusto Desgarennes

Closed
by septiembre 3, 2018 Augusto Desgarennes, Opinion

Por:  Augusto Desgarennes sigueme en Twiiter @GutyDesgarennes

No cabe duda que la mayoría de los inventos traen de la mano, una ventaja para la humanidad, y de la otra mano traen una desgracia, tenemos por ejemplo el automóvil, hacé 100 años parecía ser uno de los mejores desarrollos en vías de prosperidad para nuestra especie humana, ahora parece ser un arma mortal a punto de acabar con todo ese desarrollo logrado durante décadas, otro buen ejemplo son los teléfonos celulares, uno de los mayores inventos del siglo veinte, y que por supuesto si lo mezclamos el primero con el segundo, !WOW! tenemos a una persona con un arma mortal capaz de hacer daño a cualquiera.

Con la llegada del Internet, llego también la posibilidad de acceder a todo tipo de información, es algo que definitivamente la humanidad agradecería, que siglos atrás seria solo un muy caro sueno utópico, yo imagino quizá hace dos mil años, como serian los maestros enseñando a los alumnos, el alumno solo podría aprender lo que el propio maestro sabia, no existía forma alguna de conocer el pensamiento de otro, si no era por medio de convivir con el, en ese momento nadie se imaginaria que siglos después, la humanidad tendría el acceso absoluto a diversas formas de pensamiento y conocimiento a nivel mundial en solo segundos, eso pensarlo en ese momento, equivaldría amigo lector a que hoy te dijera yo a ti que dentro de 100 años vamos a poder comunicarnos con todas las especies del planeta. (Guárdese este dato para cotejarlo 100 años después, o antes).

Así de fascinante hubiera sido decirle a los Romanos, o a los Egipcios o Sumerios, que la justicia y la democracia tendrían una herramienta infalible llamada, Redes Sociales, estupefactos quedarían reyes y magistrados de saber que en el futuro de la humanidad, la justicia podría ser impartida de forma expedita y mas aun poderla transmitir en vivo A TODO EL MUNDO literalmente hablando. Tan fascinante como si yo te digo hoy, que antes de 50 años la humanidad podrá acceder a la vida eterna en este mundo.

Pero hoy el futuro nos alcanzo, y tenemos a nuestra disposición, todo tipo de formas de pensamiento, y de conductas, a través de un aparato tecnológico, solo imaginado por la mente de grandes genios de la ciencia. El mismo Albert Einstein, estaría conmocionado al vernos ahora mismo, el tenia una frase para describir este momento perfecto, frase que retomare mas adelante en mi escritura, amigo lector, o amiga lectora, si me lo permites aprovecharé este espacio para pedirte que si es de tu agrado este trabajo, me hagas favor de compartirlo, así podré yo sobrevivir a esta vida, y tu podrás pasar por interesante ante alguien mas, si te parece buen trato, quedo enterado. Continuo…

La tecnología trajo consigo la posibilidad de el conocimiento, pero por alguna razón, los humanos parece ser, que nos estamos enfocando mas hacia el entretenimiento, que al conocimiento, y esto trae consigo serias catástrofes, que de no tomar en cuenta puede acabar con nuestra especie en este planeta.

El caso mas reciente se trata de un joven campesino, estudiante de Leyes en Jalapa de 21 años de edad que recién habría regresado a su casa en el Estado de México, en Santiago Tianguistengo a donde regreso para trabajar las tierras de su familia, que vive en los Estados Unidos.

Ricardo Flores Rodriguez se encontraba junto a su tío Alberto Flores Morales, en una esquina tomando unas cervezas un día cualquiera, cuando de repente alguien los señala como los autores del intento de hurtar a un menor. Y de inmediato la turba cansada de tantas injusticias propinadas por sujetos que se creen mas inteligentes (y probablemente lo sean), y cansados de tanta delincuencia desatada por los malos manejos en administración nacional, o por decirlo en otras palabras, por los pinches robos y desvío de recursos por parte de gobernadores, presidentes, presidentes municipales, diputados, senadores o cualquier otro delincuente vestido de político, que acabo con el desarrollo en México.

La población cansada de todo lo anterior, toma por verdad y sin un juicio de por medio lo que ese “alguien” grito para todo el pueblo !Ellos fueron! !Maten a los perros! !Quemenlos Vivos!.

Ya imagino la sorpresa de tío y de sobrino al ver acercarse a esta turba enardecida por todo lo escrito anteriormente, mientras todo esto sucedía, un paladín de la justicia, en animo de unirse a esta nueva era de las comunicaciones, toma su celular y comienza a transmitir en vivo todo este acto barbárico, digno de los mejores guerreros mongoles de la antigüedad, y esta transmisión llega a el equivalente a 800 personas en apenas unos segundos, serian alrededor de 8 salas de cine completamente llenas, se acomodaron en tan solo unos segundos para presenciar este espectáculo sangriento y lleno de terror, mas por ser un acto real, que por la trama.

Es así como la madre de el mas joven Ricardo Flores Rodriguez, se entera a través de la pantalla de su celular, de este invento revolucionario de finales del siglo pasado, de la quema de su propio hijo, aquel que vio nacer, al que llevo a la escuela, de aquel que le dieron la queja en la escuela, cuando se peleo con su compañero de clases, o aquel por que se preocupo algún día ya muy noche cuando este no llegaba, ese hijo hoy estaba siendo quemado por un grupo de pobladores que aseguraban que “andaban robando niños” por que se enteraron en un grupo de Wasap, o en el Face, estos que con miedo de sus propios crios, salieron a dar la batalla que nuestra policía o nuestras autoridades no han querido dar.

Ese trágico día la tecnología, y los avances en telefonía y las comunicaciones, dieron por enterado el pueblo de dos atracadores de menores y la justicia expedita del face, llevo a Ricardo y a su tío, a morir quemados, como cuando quemaban a las mujeres, que otra turba llamaba brujas, solo por saber leer o escribir, 500 años después la historia se repite, ahora en manos de los avances de la humanidad, y de la justicia y razonamiento de un pueblo que solo usa esta tecnología, para entretenerse y no para adquirir conocimiento.

Es aquí amigo o amiga, donde termino esta escritura con una de las frases mas emblemáticas de mi querido mentor y amigo, Albert. Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad; el mundo solo tendrá una generación de idiotas”.

A continuación te dejo una serie de enlaces y videos sobre este caso, mi nombre es Augusto Desgarennes, te invito a compartir este trabajo, pero me gustaría mas que lo comentáras, quiero saber tu punto de vista respecto a este caso, nos leemos en el siguiente trabajo. Para poder reflexionar mas y ser una mejor sociedad.

 

Comparte este excelente contenido¡¡¡¡

Comments

comments

Previous
Next
%d bloggers like this: